miércoles, 11 de febrero de 2009

Huellas en el agua


Creo reconocer si dificultades
viejas huellas en tu mirada:
Antigua caminata de amor co gusta a traicion.
O puede ser tal vez que lo note
porque mis faroles ópticos
se tiernan mas sensibles y minuciosos
al exploral en tus pupilas taciturnas.

Son huellas leves gastadas,
apenas y a penas perceptibles,
como nubes que se disipan
con la llegada de una nueva brisa,
son manchas pequeñas como suspiros
pero oscuras como sombras.
Extensas bahias sin gaviotas.
Guardan en su vientre una temible soledad
oscura como sombra.

Tus retinas retienen esas marcas
esos indícios de tristezas.
Retienen sin fuerza a la soledad
entre el iris descolorido
y el astigmatismo del alma.
Es ilicita esta, tu soledad y su negrura,
con sus jardines colgando en sombras,
con sus sombras repletas de miedos
con sus miedos latentes.
Es imposible no advertir a tu soledad
como un cuarto vacio,
solo hay tiradas algunas amarguras,
claro que las hay,
las hay de todos los colores
y te resabian la boca al ablar.
Dulce amargura que desconoce filtros.
Amargura: amplia sin esquinas,
inevitable no pasar o detener el paso
y divisar aciagos carteles de tristeza.

Quisiera que seas solidaria y compartas conmigo
esas fieles amarguras que te visten y embisten,
no tanto como para saber que se siente

(yo tambien guardo varias)

Si no para que te pesen menos
y sean mas llevaderas

y puedes volver del pais de la nostalgia
con tus maletas llenas de nuevas alegrias.
Volver de ese pais donde no vas a buscar consuelo
sino que vas a comprar campos de melancolia,
que se descubran caminos faciles y cicatrices rápidas
pero que no se besen.

Acerca mis labios marchitos y secos
a la orilla de tus labios secos y marchitos
y preguntanos silenciosamente
que otros labios en otrora
nos heredaron tal sequia labial.
Que besos sin agua nos secaron,
nos marchitaron.

Ysi nos queda tiempo
(porque ganas sobraran)
besarnos como cuando la luna besa la noche honda.
Darnos besos ahorrados, no besos metalicos.
Yque este sublime acontecimiento
no sea un simulacro en andojos.

que en ese beso vaya implicito un manantial
que le de nueva vida a viejas acequias
y que surque nuestros destinos y nos una
y podamos habitar felices en otros terrenos.

Pero no terrenos yertos y esteriles,
si no tierras firmes y fertiles;
Donde brote hasta la mas pequeña de las semillas.
En el ultimo pais, el mas lejano,
el hospitalario pais de la esperanza,
no para que el futuro venga con arco iris
y duendecillos de huevos de oro,
si no para que este presente
sea mas ameno y menos hostil.

Y que cuando abra los ojos
recuerde mis ojos
y olvide los otros,
y cuando olvide los mios
no recuerde nada mas.

Este sencillo conjuro va igual para ambos.

Pero si este beso que nos dariamos
viene con aguacero futiles
y lluvias vanas
seria mucho mejor
que sigamos en la vieja huella.

Lua...

5 comentarios:

  1. Siiiiiii, ya he vuelto, he vuelto del país de la nostalgia, a donde nunca mas volveré a viajar y siiiii, traigo, no mis maletas, si no varios baúles repletos, repletitos de nuevas ilusiones, mis labios nunca mas se marchitaran, es.....preciosa, jajajaja casi has conseguido que me sienta la protagonista, muy bella querido Raúl y muy profunda, me ha encantado, un beso.
    Diana

    ResponderEliminar
  2. Muere la llama
    que prendió errores y tristezas,
    renace entre cenizas y ascuas
    la ilusión de lo venidero,
    el ansia de lo extraño,
    desconocido,
    el aire nuevo al respirar
    que antes por ti respiraron.
    Y trepo
    por escaleras sin escalones,
    por pendientes antes empinadas
    que ahora se me antojan toboganes.

    Lua...

    ResponderEliminar
  3. Joooooooooooo, siempre me dejas con la boca abierta!!!!!!!!
    mil besos
    Diana

    ResponderEliminar
  4. Sigamos las viejas huellas del agua
    para alcanzar la senda del olvido

    Los pasos nunca terminan
    tantos escalones
    para llegar arriba
    que la vida es como la lluvia
    como besos líquidos
    en bocas dormidas

    Besos, Raúl
    Ío

    ResponderEliminar
  5. Acaso el aire volverá a tener olor a lilas?

    Y la ciudad se mirara tan cálida y tranquila

    Acaso el cielo será azul

    Y en medio de la multitud

    Sabré que estas detrás de mi?

    Acaso la fe seguirá sanando las heridas?

    Y la razón me llevará a continuar mi vida?

    Acaso las tardes se irán

    Muy lentas porque no vendrás?

    Acaso hoy voy a llorar?

    Acaso hacías mas falta

    Cuando no te conocía?

    Acaso te has llevado

    Cada rastro de alegría?

    Acaso las estrellas brillan mas

    Cuando tu estas?

    Acaso volverás?

    ResponderEliminar