sábado, 31 de enero de 2009

Amandonos



En mí que sintiendo el deseo ferviente
habitas, arquitectura de tu cuerpo
en movimiento, gozos, revelaciones
incesantes, país mágico no imaginado,
plenitud al temblar en tus vuelos,vuelcos
del corazón, abisal latido permanente
de la dicha y el abandono. Toda tú
tan misteriosa como certera y familiar,
silencios horadados con suspiros, vetas
donde la espiración es aliento, suspiro
húmedo y feliz que se posa en los senos
suavemente desnudos que descubren
mi boca... Cubrirte de besos y silencios,
explorarte, acomodarme en tu vientre,
vestirte de caricias...

Salvación de la existencia es encontrarme
reflejado en tus ojos al amanecer, mientras anhelantes vamos aprendiéndonos,
vamos amándonos.

Lua...

No hay comentarios:

Publicar un comentario